Camboya, las heridas siguen abiertas

2 Millones de personas murieron durante el periodo de los jemeres rojos. / Foto:Omar Havana

Todo un país esperaba con esperanza que hoy, 26 de Julio de 2010, marcara un antes y después en la historia de Camboya. Duch, antiguo director de la prisión S-21, era condenado a primeras horas de la mañana a 35 años de cárcel por crímenes cometidos contra la humanidad durante el periodo de horror que los jemeres rojos establecieron en el país en los años 70.

Duch, durante el juicio

Kaing Guek Eav, nació en 1942 en Choyaot, en la provincia de Kampong Thom. Fue un brillante estudiante en su época de instituto, en 1964 ingresó en el Institut de Pédagogie, dirigido por Son Sen, quien después sería el Ministro de Defensa de los jemeres rojos y inmediato superior de Duch. En 1970, y tras ser encarcelado y torturado en Prey Sar, se une a las tropas de los jemeres rojos en las montañas Cardamon. Es allí donde fue nombrado director de seguridad, y donde es bautizado como Camarada Duch. Allí dirige la prisión M-13, para posteriormente también llevar las riendas de M-99 en el distrito de Aoral.

Después de la victoria de los jemeres, Duch y sus camaradas, establecen prisiones por todo Phnom Penh, incluida la escalofriante Tuol Sleng, más conocida como S-21. En este antiguo instituto se vivieron las más horribles torturas que la historia de la humanidad conoce.

Entre 1975 y 1979, aproximadamente unas 17.000 personas fueron encarceladas en Tuol Sleng, solo 12 sobrevivieron. Duch, como ha reconocido durante el interrogatorio, supervisó la tortura y asesinato de los prisioneros. Casi 2 millones de personas murieron durante los 4 años que duró el régimen de terror de los jemeres rojos.

Tuol Sleng - S21 / Foto: Omar Havana

Hoy en Camboya, se respira una sensación de justicia a medias, de los 35 años a los que Kaing ha sido sentenciado, no cumplirá más de 19, debido a que los jueces han rebajado la condena 5 años por haber sido encarcelado ilegalmente y 11 años más por tiempo cumplido en la prisión.

Hoy era el día marcado en el calendario para reinstaurar la justicia en un país necesitado de cambios. La oportunidad de sanar las heridas de una población que sufrió los peores horrores que la historia conoce se ha perdido, la condena de Duch es escasa para los familiares de aquellos que fueron asesinados en aquel antiguo instituto.

En unos meses, Camboya volverá a tener la oportunidad de hacer justicia, cuando los antiguos lideres jemeres, Nuon Chea, antiguo hermano numero dos, Khieu Samphan, antiguo jefe de estado, Ieng Sary, antiguo ministro de exteriores y su mujer Ieng Thirith, ministra de asuntos sociales, sean juzgados por el Tribunal Camboyano.

Pol Pot, conocido como Hermano Numero Uno, y líder de los jemeres rojos, murió en 1998 sin llegar a ser juzgado……

Siguen esperando Justicia. / Foto: Omar Havana

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: