Los niños que acarician el cielo

Casi sin dormir, comenzamos un viaje cargados de incertidumbre. Nos esperan casi doscientos kilómetros de carretera, rodeados de jungla y paisajes espectaculares. Nuestro grupo lo componen nueve personas, entre ellos cuatro camboyanos, a los cuales se les ilumina la cara cada vez que nos cuentan historias de Preah Vihear.

Salimos de la ciudad de los hoteles de lujo para conocer la Camboya verdadera, aquella donde una familia tiene suerte si consigue un dólar diario. El paisaje cada vez se vuelve más salvaje, mientras el sol nos da los buenos días. La postal se repite en cada aldea que pasamos, los niños nos miran con caras de sorpresa y nos saludan gritado “Hello” sin parar, supongo que no estarían acostumbrados a ver a dos extranjeros con medio cuerpo fuera del techo de un mini-bus a 80km/h.

El sol nos da los buenos dias / Foto: Omar Havana

Lo que en otro país no sería más que un viaje de un par de horas, en Camboya se convierte en toda una aventura, y cuatro horas después, llegamos a nuestra meta, el templo de Preah Vihear.

De repente, la incredulidad se apodera de nuestras mentes, los pocos turistas se mezclan con niñas que venden tabaco, soldados con sus Kalashnikov al hombro, trincheras, armamento antiaéreo, y sobre todo, niños “vestidos” con uniforme militar.

Qué hacen ellos aquí / Foto: Omar Havana

Mapa Preah Vihear

Situado en el borde de un acantilado en la frontera entre Tailandia y Camboya, Preah Vihear es una de la obras maestra del antiguo imperio jemer. A más de 500 metros de altura, este templo fue utilizado como edificio espiritual y sagrado por los antiguos Reyes que construyeron los impresionantes templos de Angkor. Dada su posición, entre las provincias de Preah Vihear en Camboya y Sisaket en Tailandia, las disputas entre ambos países por la posesión del templo han sido frecuentes, hasta que en 1962, la Corte Internacional de Justicia de La Haya, adjudicara el terreno donde se ubica el templo a Camboya.

Durante los años que duró la Guerra Civil, Preah Vihear sirvió de bastión al ejército de los jemeres rojos, hasta que en 1998, con la muerte de Pol Pot, el templo volvió a abrir sus puertas a los visitantes. En Julio de 2008, era declarado “Patrimonio de la Humanidad” por la UNESCO, convirtiéndose así en un “nuevo símbolo de Camboya”.

Preah Vihear, Patrimonio de la Humanidad / Foto:Omar Havana

Pocos días después el conflicto entre Tailandia y Camboya estalló, ambos ejércitos movieron a miles de soldados a la zona, como pude comprobar en las calles de Siem Reap, cuando fui detenido en mi moto al paso de camiones llenos de tropas que partían a defender los nuevos intereses de esta Kampuchea democrática. En los casi dos años de enfrentamientos por la posesión de la franja de 4,6km² que Tailandia afirma que Camboya está ocupando ilegalmente, 11 soldados han perdido su vida y 21  han resultado heridos, según cifras oficiales, aunque según el gobierno camboyano, las muertes solo en el ejercito tailandés ascenderían a 88. Los últimos enfrentamientos armados ocurrieron en Abril de 2010, desde entonces y coincidiendo con la crisis de los “camisas rojas” que afectó a Tailandia, la situación vive una tensa calma. Tanto Hun Sen, Primer Ministro camboyano, como su homónimo tailandés, Abhisit Vejjajiva, lanzan mensajes de tranquilidad, aunque sigue sin llegar un acuerdo sobre la franja de terreno que separa a ambos países.

Mientras tanto, los niños vestidos de soldados se mezclan con la multitud como si nada pasara, parecen querer acariciar el cielo.

Esos niños vestidos de soldado / Foto: Omar Havana

Es uno de estos chavales quien me pregunta si quiero ir a visitar el campamento enemigo, no salgo de mi asombro, pero como desperdiciar la oportunidad de vivir un momento tan irreal. Unos metros más adelante, un General camboyano nos saluda, y nos invita a sentarnos en una mesa, acompañados de un Capitán del ejército. Pocos minutos después, un Capitán tailandés se une a nosotros, es una sensación extraña, estamos a escasos diez metros de la zona de guerra y ambos lados se odian pero en esos cuarenta metros solo se respira camaradería y respeto entre ambos, nos afirman que “ambos ejércitos comen arroz, hablan y cantan a lo largo de esa mesa como si nada pasara, aunque en cualquier instante las cosas pueden cambiar y tenemos que empezar a disparar, todo depende del cuartel general ubicado en las montañas, aunque esperemos que esto acabe ya. Llevamos dos años en este lugar”.

De camino al campamento tailandés / Foto: Omar Havana

Dos capitanes, dos países / Foto: Omar Havana

Desde Julio de 2008, Preah Vihear se ha convertido en el símbolo del triunfo de Camboya sobre Tailandia, un lugar que todo camboyano sueña con visitar alguna vez en su vida. A los ojos del turista, Angkor Wat sigue siendo la única razón para visitar este increíble país, pero son lugares como el templo en la montaña sagrada, los que ofrecen a posibilidad de conocer este territorio de contrastes, donde quizás también Preah Vihear sea la obra maestra de la irrealidad que envuelve a la sociedad de este país, más preocupada de buscar símbolos en templos de hace 600 años que en dejar de creer la propaganda de un Gobierno, con problemas mucho más serios que defender 4,6km² de jungla.

Qué edad tiene / Foto: Omar Havana

A mi vuelta a Siem Reap, solo dos pensamientos rondan mi cabeza, “cómo es posible que hace unas horas estuviera en un lugar como Preah Vihear, y tan sólo a 170 kilómetros algunos turistas estén pagando más de dos mil dólares por noche por una habitación de hotel”, y “los niños vestidos de uniforme,

¿Eran niños soldados?………”

¿Eran niños soldados? / Foto: Omar Havana

Para ver la galería de fotos completa pulse aquí.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

3 responses to “Los niños que acarician el cielo”

  1. aliena says :

    dar las gracias por esta historia y su fotografia y desgraciadamente llena de tristeza por no tener la valentia de estar ahi..
    .amaia para ti tambien mi mas profunda admiracion y mi mas sana envidia porque teneis el coraje que a mi me falta, adelante!!!!!

  2. Amaia says :

    Hay días en los que no se puede soportar la visión Virginia, pero el cerebro es una herramienta lo suficientemente cruel (o quizá no), para hacer que lo que tienes delante no se te olvide por mucho que pase el tiempo. Digo que quizá no, porque hay cosas que no deberíamos olvidar jamás.
    Acabo de llegar de Angola, y mientras los turistas pagan auténticas fortunas para visitar el Parque Nacional Iona, al sur del país, cerca de allí, en las orillas del río Cunene éstos ojos miraban con una impotencia rabiosa como un pequeño de año y medio moría por la polio totalmente deshauciado. He visto como se trabajaba en el hospital de Ondjiva sin anestesia. Cuando volvía por la noche a mi habitación te aseguro que las secuencias se sucedian una tras otra. Crees que una siente que ha sido capaz de hacer algo? yo sigo con la misma carga de conciencia, la misma que contradictoriamente no me deja que sea capaz de tirar la toalla.
    Omar, haces un trabajo excepcional. Creo que tu conciencia y la mía no son diferentes, por eso hacemos lo que hacemos.

  3. Virginia says :

    Cuando una hola de realidad te golpea la cara estando frente a frente con ella…. puedes sentir lo q eres capaz de soportar aunque antes creyeras en que todo aquello q seve era solo noticia…. si eres capaz de soportarlo con los ojos suficientemente abiertos como para grabar de todo lo q has sido testigo en tu retina despues procesarlo a tu cerebro para q este reporduzca una y otra vez como una pelicula en tu mentey haga trabajar a la vez toodos tus sentidos… entonces seras capaz de hacer algo…. Admiro profundamente lo q ha hecho usted en camboya y q aqui hya plasmado su lucha con palabras con fotos con propiedad… Esto es toda una cadena de pederastia a niven internacional, si hay demanda hay oferta y si hay pobreza (q no me parece justificacion para llegar a semenjante degradacion humana) exitira el trafico de niños y mujeres asi como la prostitucion de los mismos, la pederastia tendria q ser castigada de una forma mas dura y ser perseguidos hsta q no puedan ni respirar pero como todo hay dinero de por medio y lamentablemente politica tambien….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: