Historias pasadas por agua, una semana en Camboya

Ya son cinco los días en los que la lluvia no deja de caer. Unos días, donde el final del monzón camboyano ha capturado toda mi atención, olvidándome un poco de la realidad del Mundo Olvidado en el que vivo desde ese 2008, año en el que me despedí de Europa, en aquel concierto del grupo Chambao en la ciudad inglesa de Coventry.

Es por esta “dichosa” agua que no para de caer, que hoy, viernes por la noche, he decidido decir que no a las pocas fiestas que se organizan en la ciudad durante los fines de semana, para tumbarme en mi cama, enfrente de mi ordenador, e intentar actualizar todo lo que pueda la realidad del Mundo Olvidado.

 

Una semana pasada por agua / Foto: Omar Havana

 

En estos últimos días, Camboya ha estado sumergida en los mismos problemas que de costumbre, casos de corrupción se mezclan con historias increíbles, y como no con nuevos casos de pederastia. Desde el pasado domingo, cuando las lluvias comenzaron en la capital, Phnom Penh, cuatro personas han perdido la vida, víctimas de las inundaciones que afectan a casi todo el país.

 

Las minas antipersona matan a “docenas” en 2010

Según informaba AFP el pasado martes, los restos de las minas sin explotar esparcidas por Camboya, siguen matando a docenas de personas. En los primeros ocho meses de este año, 45 personas han perdido la vida a causa de minas antipersonas u otros restos de metralla, según informa CMVIS. Otros 162, sufrieron heridas de diversa consideración, de los cuales 37 han sufrido la amputación de alguna extremidad.

El número total de victimas registradas desde el final de los jemeres rojos en 1979, se estima en 63.727, según CMVIS.

Se tardarán cientos de años, hasta que Camboya sea un país donde al caminar puedas mirar al frente sin peligro de tropezar con los restos de la “Guerra Secreta Americana”.

 

Restos de la "Guerra Secreta Americana" / Foto: Omar Havana

 

 

Camboya culpa a Tailandia de las acusaciones sobre los camisas rojas

Como pude comprobar cuando durante el mes de mayo estuve en Bangkok mezclándome entre un pueblo que pedía a voces un cambio, los rumores sobre una posible colaboración de Camboya con los aliados del ex primer ministro tailandés, Thaksin Shinawatra, por aquel entonces consejero económico del Gobierno de Hun Sen, estaban en boca de todos.

El pasado, miércoles, como informaba AFP, y como han escrito en sus paginas casi todos los diarios de esta región del Mundo, Camboya acusaba a las autoridades tailandesas de estar “jugando sucio”,al afirmar que tienen evidencias que los “camisas rojas” recibieron entrenamiento con armas en territorio camboyano.

 

General Seh Daeng, líder militar de los camisas rojas, 9 días antes de ser asesinado / Foto: Omar Havana

 

El DSI ( Departamento Tailandés de Investigación Especial ), afirmó que once “camisas rojas” detenidos en la provincia de Chiang Mai, en el norte de Tailandia, confesaron haber recibido entrenamiento con armas de fuego en la ciudad de Siem Reap, para así poder asesinar a personajes políticos.

“Cuando volvieron a Tailandia, fueron enviados a Chiang Mai para prepararse para la misión. Nos dijeron que habían sido instruidos en las artes del asesinato y el sabotaje”, afirmaba Tharit Pengdit, director del DSI

De todos es sabido el odio mutuo entre estos dos países, capaces de organizar una Guerra por la posesión de un templo ancestral. No es de extrañar por tanto ninguna de las dos versiones. Es posible que en aquel mes de mayo, facciones radicales de los camisas rojas fueran entrenadas en territorio camboyano, donde como hemos recordado, por aquel entonces vivía su líder, Thaksin Shinawatra, asentado en Camboya como consejero económico y compañero de partidas de golf del Primer Ministro, Hun Sen. Aunque también es posible, que solo sean maniobras del Gobierno Tailandés, para desviar la atención sobre últimos rumores que apuntan a un posible levantamiento  de los “camisas rojas” en los próximos meses.

 

Sangre en las pista de baile por ser un “besucón en serie”

Como publicaba el Phnom Penh Post el pasado jueves, un joven de 21 años era arrestado en una discoteca de la provincia de Kampong Cham por “besar a demasiadas chicas” durante la celebración del festival de Pchum Ben

Según afirma el arrestado, Mey Ravy, siete policías le golpearon brutalmente, “Les pregunté por qué, pero no me respondían,  y entonces me esposaron, cuando caí al suelo, uno de ellos puso sus pies sobre mi cuello, incluso llegaron a quemarme la espalda con cigarrillos encendidos”.

Poco después de su arresto, la madre de Ravy acudió a la comisaría local, ofreciendo a los policías 100.000 riels (unos 20€) para que dejaran en libertad a su hijo. Thuont Sophea, investigador provincial para el grupo de derechos humanos  Adhoc, afirmaba ayer que los policías que arrestaron a Ravy, estaban borrachos en el momento del suceso. “Normalmente torturan a algunas personas para así mostrar su fuerza en la región, saben que tienen libertad para hacer lo que ellos quieran hacer”, confesaba Thuont hace tan solo unas horas.

Camboya, uno de los países mas corruptos del mundo, con una policía que percibe al mes no más de 30€ en concepto de salario, y con un país temeroso del poder que cualquier persona vestida de uniforma tiene en este rincón apartado de leyes y humanidad. Todos los que hemos vivido en este país, hemos sufrido de alguna forma las consecuencias de esta “policía” más al servicio de sus propios intereses individuales que de un pueblo necesitado de confianza para así denunciar los crímenes que a diario se cometen en este país.

 

Emblema de la Policía Camboya / Foto: Omar Havana

 

Para terminar este resumen de noticias interesantes en esta semana pasada por agua, no me queda más remedio que hablar de un tema que por desgracia abordo mucho en este Mundo Olvidado, que parece no cambiar. Una última historia en la que profundizaré más adelante, cuando espero que la lluvia me ofrezca un respiro.

Tres caras más que sumar a la larga lista de pederastas en Camboya

El pasado miércoles, como informa The Canadian Press, un juzgado camboyano condenaba a tres ciudadanos extranjeros por tres casos separados de abusos sexuales a adolescentes.

El Mayor Keo Thea, jefe de la policía de Phnom Penh encargada de la protección de menores y el trafico de personas, afirmó que estas condenas eran una victoria para la policía, después de la lucha que desde hace años se hace en Camboya. “Las condenas de hoy deberían servir como lección a aquellos extranjeros que quieran visitar Camboya en busca de sexo con menores, espero que estén fuera de este país”, afirmaba Thea.

Alan Arthur Perry, ciudadano Americano de 57 años de edad. Sentenciado a tres años de cárcel acusado de pagar por sexo a cuatro niños de edades comprendidas entre 16 y 17 años. Le fue ordenado pagar la suma de 4 millones de riels, unos 750€, como compensación a los familiares de los niños.

Michel Roger Blanchard, ciudadano francés de 45 años de edad. Condenado a 17 años de cárcel por “secuestro desleal” de varios niños de 16 de años de edad para mantener relaciones sexuales. Blanchard, “invitó” a los niños a realizar un viaje a la costa camboyana, a unos 185 kilómetros de sus hogares. El juez también le ordenó pagar 3 millones de riels ($710 dólares americanos) como compensación a los chicos.

 

Miche Roger Blanchard / Foto: APLE

 

Atsushi Kato, ciudadano japonés de 41 años de edad. Sentenciado a 7 años de cárcel bajo el cargo de repetidos abusos sexuales a una niña de 13 años de edad. Como el mismo confesó, al menos tuvo media docena de relaciones sexuales con la niña, a la que pagaba $10 (8€) cada vez por sus servicios. “Pensé que la niña tenia mas de 18 años porque llevaba un maquillaje bastante bonito”, Kato confesaba a un traductor. Al final de su condena será deportado a su país de origen.

 

Atsushi Kato / Foto: Reuters

 

Tres historias más, más “almas rotas” que añadir a un país, donde la infancia es la etapa temida por cualquier persona. Unos niños desprotegidos ante los deseos de individuos como Kato, Blanchard o Perry. Tres mentes enfermas más, que han escogido el país del Angkor Wat como objetivo para sus más horribles pensamientos. Por suerte, esta vez la justicia ha funcionado, aunque son sentencias que no corresponden con la gravedad de los crímenes que han cometido.

Tres caras que serán como siempre mostradas en Mundo Olvidado, para que crímenes, como los de estos tres mal llamados “seres humanos”, no queden nunca olvidados….

Una semana pasada por agua, con historias como cualquier otra semana, la política y los intereses de los que más pueden se mezclan en “juegos sucios” para conseguir sus objetivos; corrupción, a la que podríamos considerar como la primera religión de este país, superando ampliamente al budismo. Con una cifra de practicantes que casi roza la totalidad de la población, y como no con los organismos oficiales como siempre a la cabeza en estos menesteres; una semana en la que recordamos a las victimas del secretismo americano de una guerra que marcó la vida de esta parte del Mundo para los siglos venideros; y como no, una semana donde, por desgracia, un niño vuelve a sufrir los abusos de extranjeros que llegan al país con planes diferentes que visitar los famosos templos, aunque por desgracia no será la ultima vez que hablemos de esto.

Este viernes de “fiesta” acaba con los nervios de haber conseguido permiso para poder continuar con un trabajo con el que llevo más de dos meses, con la ilusión de poder, por fin, documentar una de las realidades más olvidadas de esta sociedad, con las ganas que lleguen los primeros rayos del sol de este sábado que ya ha comenzado hace unas horas, para así, con la humildad que en este país he aprendido, poder seguir hablando de las historias más olvidadas del país del Angkor Wat.

Desde esta parte del Mundo al que hoy prefiero llamar el “Mundo Submarino”, os deseo a todos vosotros, mis fieles lectores, buenas noches y magníficos sueños.

Aunque, en mi última reflexión antes de cerrar los ojos, no puedo dejar de pensar en el artículo que ha escrito mi buena amiga Laura Villadiego desde Phnom Penh, donde vive. Laura nos habla de “las paradojas del agua”, desde su blog Mundo Desencajado nos dice que a pesar de que las ciudades camboyanas estén cubiertas de agua por unos días, el año 2010 será recordado en Camboya por los problemas tan graves de escasez de agua que sufre el país. Recomiendo leer este artículo. ” Las Paradojas del Agua” por Laura Villadiego.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: