Compañía petrolera camboyana comienza planes de urbanización en una zona en litigio en la provincia Kampong Speu

Artículo escrito por Sebastian Coles para Mundo Olvidado, Phnom Penh, Camboya

En una visita reciente a la capital de Camboya, Phnom Penh, fui a visitar la nueva casa de mi amigo  en una concurrida zona de la cada vez más urbanizada periferia.  Su nueva casa está situada en una zona rodeada de fábricas de ropa chinas e indias, donde trabajan la mayoría de los habitantes de la zona. Pero éste no es su hogar. Hará cosa de un mes, una excavadora propiedad de Sokimex – una    exitosa empresa comercial dedicada a la importación y exportación de petróleo y al turismo – redujo a escombros  la casa de su mujer, la tienda adyacente y con ella su modo de subsistencia mientras su hermano  grababa lo ocurrido con el móvil y su suegra contemplaba como destrozaban su casa con lágrimas en los ojos.  Haciéndose eco de lo ocurrido en la zona del lago Boeung Kak en Phnom Penh, donde unas 4000 familias están siendo desalojadas a la fuerza debido a los planes de una compañía china de construir un barrio residencial , hace un mes los vecinos fueron avisados de que sus casas iban a ser derribadas ya que el terreno era propiedad de Sokimex. La casa de mi amigo estaba situada en la provincia de Kampon Speu – una zona cada vez más turística  y rica en recursos naturales, especialmente en petróleo. Mi amigo ha accedido  a hablar conmigo sobre lo ocurrido y sobre los hechos que culminaron en el derribo de su casa familiar el 10 de Abril del 2011.

Un nuevo comienzo en la capital / Foto: Seb Coles

Háblame de tu antigua casa – ¿cuánta gente vivía en ella y donde se encontraba?

La casa se hallaba en un poblado de la provincia Kampon Speu y en ella vivían 10 personas. Mis suegros compraron la casa hace 20 años, en pleno apogeo de la guerra civil.

¿Qué argumentos empleó  Sokimex para reclamar el terreno como propiedad de la compañía?

                Es una larga historia. En el 2001 los representantes de Sokimex contactaron a los habitantes del poblado para informarnos de que eran propietarios del terreno desde 1993 y para exigirnos que nos trasladáramos a otra parte. Sin embargo, ni ellos ni nosotros teníamos la documentación necesaria para demostrar la pertenencia del terreno, y para resolver el problema se convocó a un respetado miembro de la comunidad para acudir al juzgado de Kampong Speu junto a los representantes de Sokimex. Los vecinos estábamos un poco preocupados ya que dicho miembro no tenía abogado, pero a su regreso del juicio nos dijo que todo estaba resuelto y le creímos. Cuando Sokimex regresó hace un mes reclamando el terreno, 10 años después de que se celebrara el juicio, vinieron acompañados de  funcionarios del gobierno, el ejército y documentación oficial del juzgado, así que los vecinos no tuvimos ninguna posibilidad de apelar. Supongo que el vecino  que acudió al juicio para representar a la comunidad fue sobornado al no tener abogado y estar rodeado de soldados, y luego nos mintió diciendo que todo se había resuelto.

¿Qué van a construir en esta zona?

No estoy seguro,  hay varios rumores. Algunos comentan que se construirán viviendas de lujo, una gasolinera de Sokimex, un centro turístico, no lo sabemos.

¿Cuántos vecinos se han visto afectados por los desalojos?

Derribaron 73 casas y 73 familias tuvieron que desplazarse  a otra parte. Estábamos muy contentos de poseer terreno cerca del Parque Nacional de Kirikom ya que el turismo en esta zona está en alza.

¿Opusisteis algún tipo de resistencia para intentar evitar que Sokimex se quedara con vuestras casas?

Por supuesto, hablamos con abogados, pero el juez  se negó a escucharnos diciendo que era demasiado tarde para cambiar las cosas.

¿Cuánto tiempo os dieron para abandonar vuestras casas?

La primera vez que trataron el tema  con nosotros fue el 20 de Febrero, pero no nos comentaron nada sobre los planes de urbanización. Una semana después regresaron a nuestra comunidad y nos informaron de que disponíamos hasta el 25 de marzo, menos de un mes.

¿Os ofreció Sokimex alguna indemnización,  plan de reubicación, u otro tipo de ayuda?

No se nos ofreció ninguna indemnización, ni desde Sokimex ni desde el gobierno.

¿Cómo ha afectado a tu familia el trasladaros a una zona desconocida de Phnom Penh? 

Pago el alquiler de la casa – que es muy caro – de mi sueldo. En Kampon Speu formábamos parte de la comunidad, pero aquí es difícil vender en la tienda ya que somos nuevos en esta comunidad y no conocemos a nadie todavía. Tuvimos que vender el coche para comprar el primer género para la tienda, pero estamos vendiendo muy poco por ahora, así que toda la familia vive de mi sueldo. Antes 3 de mis cuñados estaban estudiando, pero ahora a duras penas puedo permitirme que sólo el mayor siga estudiando.

¿Si pudieras mandar un mensaje a Sokimex, qué les dirías?

Me gustaría preguntarles por qué no nos ofrecieron una indemnización. Y le preguntaría lo mismo al gobierno también, ya que parte de la compañía es propiedad del gobierno: Camboya es un país en vías de desarrollo, que se está haciendo cada vez más rico, y la gente está muy contenta de ver que el país se está enriqueciendo, pero el gobierno tiene que cambiar la forma de hacer las cosas. Me pone furioso que nuestros deseos sean ignorados y que nuestras vidas sean puestas de pies a cabeza en bien de dicho desarrollo. Y todos estos hechos están rodeados de incógnitas. En teoría este terreno se le adjudicó a Sokimex en 1993, pero dudo que la empresa fuera lo suficientemente poderosa en el 93. De hecho, si hubieran exigido el terreno a los soldados de los Jemeres Rojos en aquel entonces se hubieran tenido que enfrentar a la violencia de los soldados. Para mí el asunto está muy claro – cuando se presenta una oportunidad lucrativa, no importa qué se encuentre en el camino, que seas camboyano,  que las vidas de tus hijos sean puestas en peligro, que te quedes en la calle… tienes que jugar el juego. Yo estoy totalmente de acuerdo con el desarrollo, pero hay que buscar otra manera, mejores soluciones, no estafar a tu propia gente. Nunca he pedido nada al gobierno, todo lo que tengo lo he conseguido con mi propio esfuerzo, y ahora nos han quitado todo a mí y a mi familia. Ahora mis hermanos no pueden estudiar, y sólo por eso odio a este gobierno.

En esta historia, después de negociaciones infructuosas, los habitantes de Kampong Speu aceptaron su destino pacíficamente; una pequeña comunidad impotente frente a la iniciativa de un gobierno respaldado por un juzgado de justicia. En Boeung Kak, la historia ha sido muy distinta; la policía armada de porras eléctricas se ha asegurado de que la resistencia de los vecinos haya quedado aplastada.  Familia tras familia han ido abandonando sus casas, así que a pesar de algunos sobresaltos, todo está bajo control y de acuerdo al plan de los promotores inmobiliarios.

A la luz de estos sucesos, no me queda más que preguntarme cuan tentadoras pueden ser las promesas de riqueza de reservas frescas de petróleo y proyectos inmobiliarios como para estar dispuesto a destrozar los hogares, subsistencia,  esperanza y dignidad de tu propia gente. La historia de esta humilde familia rural no es más que un microcosmos de un problema global, y el sufrimiento de aquellos que salen perdiendo en esta carrera de ricos por conseguir petróleo y riquezas raramente recibe atención alguna. Por desgracia, en  países en desarrollo en los cuales abunda la corrupción los habitantes tienen más bien pocas oportunidades de salvarse de la línea de fuego (literalmente?). Sin embargo, en occidente – donde pronto se consumirá petróleo camboyano en gasolineras de Francia y Estados Unidos – deberíamos ser muchísimo más conscientes del sufrimiento ocasionado a gente  inocente para que nosotros podamos seguir viviendo de la manera que lo hacemos.


Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

2 responses to “Compañía petrolera camboyana comienza planes de urbanización en una zona en litigio en la provincia Kampong Speu”

  1. bleid says :

    realmente una pena, pero es que Camboya en si, vive sumida en un caos corrupto que empaña el desarrollo de un pais , que es mucho mas que Angkor
    como siempre genial articulo Omar
    un abrazo

  2. ALICIA says :

    No sé por qué escribo, porque no tengo nada que decir. No tengo palabras para definir estas barbaridades. Qué asco de políticos, qué asco de dinero, qué asco de mundo, qué asco…
    Sólo tengo lágrimas al leer este artículo.
    Gracias de nuevo por enseñarnos la realidad de este mundo olvidado.
    Saludos,
    Alicia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: