Tag Archive | asesinato

Retorno a las montañas de Nafusa

Charla telefónica desde Yefren

“Salí de las montañas de Nafusa el 1 de abril pasado, no había vuelto hasta hace una semana, Yefren parece una ciudad de fantasmas, mucha destrucción, siguen cayendo misiles noche y día, aunque menos, toda ha cambiado por completo”, con estas palabras, mi hermano Amazigh, me describía hace tan solo unos días, su regreso al horror de Nafusa.

Lo bautizamos como ese hombre tranquilo que interpretaba John Wayne en aquella gran película. Desde ese día nos vimos obligados a ocultar su identidad, algo que dificulto nuestro trabajo ya que él era esa voz que debía ser escuchada. Su calidad humana es algo poco frecuente, su sueño una Libia libre y democrática, donde las mujeres vistan grandes escotes, y donde la religión o la no religión sean de libre elección. Su lucha, ayudar día y noche como puede a los refugiados que se acercan hasta los pueblos cercanos de la frontera tunecina.

Desde hace unos días este idealista de maldad inexistente, se ha adentrado en las montañas de Nafusa, a su ciudad, a su hogar, a Yefren. Allí, según cuenta, los misiles siguen cayendo y no hace mucho vio como uno de los misiles Grad lanzados por las fuerzas de Gaddafi estallaba a unos doscientos metros de su posición. “Aunque Yefren y la mayoría de las montañas de Nafusa están liberadas, a tan solo 5 kilómetros al sur de la ciudad, y a 25kilometros al este de la ciudad, hay tropas de Gadafi, y siguen bombardeando las ciudades”, afirmaba con voz entrecortada.

Desde hace unos días, Nafusa esta liberada, después de más de 8 semanas de constante asedio, las ciudades empiezan a ver como las tropas de Gaddafi se van retirando hacia una hipotética batalla final en Trípoli. Sin embargo, otra clase de guerra continua, esa que el mismo Gaddafi comenzó. Nafusa estuvo sobreviviendo del agua de la lluvia durante dos meses, y solo hace unas semanas, fue bombardeada la principal central eléctrica de las montañas, dejando casi en total aislamiento a la poca población que allí quedaba.

Nafusa / Foto: Omar Havana - Amaia López de Munain

Nafusa / Foto: Omar Havana - Amaia López de Munain

Mientras las ultimas bombas siguen cayendo en Nafusa, la población reclama ayuda humanitaria inminente. “No nos queda agua, los hospitales no tienen medicinas y la electricidad llega tan solo a unos pocos sitios donde tienen generadores de electricidad, pero el petróleo se está acabando también”, comentaba nuestro amigo. “En la actualidad estamos unas 7000 personas en Yefren, y cada día está llegando gente de Trípoli y otras ciudades”.

Mientras seguimos hablando y me cuenta como su familia sigue refugiada en Túnez, me habla de su hermano que sigue luchando en Yefren y al que ha visto después de dos meses, y como sigue soñando en ver a sus padres, refugiados en Trípoli. “Creo que esto durará mucho más tiempo del que pensaba, aunque llegan buenas noticias de los otros países reconociendo el CNT ( Comité Nacional de Transición ) como representante del Gobierno Libio, la OTAN, al menos en Nafusa, sigue sin aparecer, y los necesitamos para que de una vez acaben con las tropas gadafistas que quedan en esta zona”.

“He conocido a varias personas que han sido utilizadas como escudos humanos en otras ciudades de Nafusa, como Ghezaia, y hemos escuchado de violaciones a mujeres en otras ciudades, aunque en Yefren estas historias no han ocurrido”, me comenta en el momento que la comunicación se interrumpe.

Solo unos minutos más después de varios intentos de llamar a su teléfono libio, en los cuales me reitera su desesperada llamada por ayuda humanitaria, “de todas las cosas necesitamos agua y electricidad urgente, hay heridos en los hospitales, y aunque la comida es escasa, el petróleo está a punto de acabarse y no tenemos medicinas, por favor, pedimos agua y electricidad, aquí solo hay un periodista extranjero, necesitamos a los medios para que cuenten lo que pasa aquí.”.

Zintan, la ciudad fantasma

Solo unos días antes de dejar Libia, la desesperación por la falta de medios de comunicación en la zona, llevo a ese padre de dos preciosos hijos, a pedirnos si era posible infiltrar una cámara en las ciudades atacadas por Gaddafi. Después de pensarlo accedimos, dejamos nuestra diminuta cámara de video en manos de él. Corría la segunda semana de Mayo, y nuestro vuelo nos ponía de vuelta en una realidad muy diferente a aquella en la frontera tunecina.

Restos de misiles en Zintan / Foto: Omar Havana and Amaia López de Munain

Pasaban los días, y no teníamos noticias, le habíamos suplicado que no arriesgara por las imágenes, que le queríamos ver de vuelta. Seguían pasando horas, y cómodos en nuestras casas, el pensamiento de que algo podía haber pasado corría por nuestras mentes. De repente, un día noticias, ha vuelto.

Ha pasado casi un mes desde entonces, y en todo este tiempo, la “legalidad” de las compañías de correos tunecinas ha impedido que su trabajo llegara a mis manos. Varios días perdido en oficinas y por fin, desde esta misma mañana, está en mi posesión. En ella se ve entre multitud de fotos y videos, como nuestro amigo se adentra en Zintan, ciudad situada en las montañas de Nafusa, y atacada desde hace dos meses noche y día por las tropas de Gaddafi. Aunque él nos ha pedido que firmemos este trabajo con nuestro nombre, las imágenes del siguiente video dan testimonio a la situación que vivía esta ciudad del oeste libio hace un mes, desde entonces Nafusa ha vivido los peores bombardeos desde que comenzó la guerra.

Llamamiento al Secretario General de la ONU, Ban Ki-Moon para un rescate urgente de 10.000 personas atrapadas en la región de Yefren, en las montañas de Nafusa, en Libia

29 De mayo de 2011

Llamamiento para un rescate urgente de 10.000 personas atrapadas en la región de Yefren, en las montañas de Nafusa, Libia

Estimado Secretario General Ban Ki-Moon,

Esta carta es un llamamiento a la acción urgente acerca de las severas condiciones que enfrentan nuestros hermanos y hermanas en la región de Yefren (incluyendo las ciudades de Yefren, Al-Gala y Kikla) situada en las montañas de Nafusa de Libia, y que ha estado bajo asedio completo durante las últimas 7 semanas, contadas a partir del 3 de abril de 2011. Aproximadamente, entre 7.000 y 10.000 civiles, hombres, mujeres y niños, han quedado atrapados aquí, enfrentándose a la tortura, el hambre, la enfermedad, y los ataques incesantes de las fuerzas de Gaddafi, causando graves daños físicos y psicológicos a esta población.

Yefren y Al-Gala’a son hogar de la minoría indígena de Amazigh de Libia desde 4000AC. Durante décadas, Gaddafi por la fuerza denegó al pueblo Amazigh su cultura y su lengua, la prohibición de su uso público; ejerciendo la censura estricta, la discriminación y el encarcelamiento de quien desafiaba a esto. Con el asedio, se está produciendo una epidemia de limpieza étnica. En los últimos cuatro días, el número de fuerzas de Gaddafi ha aumentado considerablemente, lo que les ha permitido tomar el control de posiciones vitales dentro de la región, incluyendo el centro de la ciudad, pequeños valles y posiciones estratégicas en las colinas. Mis contactos sobre el terreno están pidiendo ayuda AHORA.

Informes:

En las últimas 48 horas, 2 civiles han muerto de un ataque al corazón

En las últimas 24 horas, 3 civiles han sido asesinados, con 10 heridos que ahora requieren atención médica urgente.

La electricidad ha sido cortada desde hace más de 2 meses. Los niveles de gas y gasolina están agotados. Los suministros de agua han sido cortados por las fuerzas de Gaddafi  y los suministros de alimentos están disminuyendo rápidamente.

Las entregas son incapaces de llegar a ellos y los suministros de medicina han disminuido.

En nombre del pueblo libio en Yefren, esto es un llamamiento urgente y grave a organismos de asistencia humanitaria internacional, las Naciones Unidas, el CICR, la OTAN y el NTC. Además, hacemos un llamamiento a los trabajadores humanitarios locales, con la excepción de la media Libia Luna Roja situada en Trípoli, para implementar un corredor de ayuda a estas áreas. Este corredor de ayuda será para garantizar la protección de civiles indefensos. La OTAN debe actuar inmediatamente para romper el asedio; de lo contrario, el resultado será insoportablemente salvaje. La ayuda por aire es imprescindible para ayudar a aliviar el sufrimiento que los civiles están experimentando. Ayudarlos antes de que sea demasiado tarde.

La brutalidad de las fuerzas de Gaddafi en estas regiones y en todas las regiones libias no debe ser olvidada. Le suplico a la ONU, el NTC, la OTAN y todos los organismos humanitarios internacionales implicados que respeten la resolución de Consejo de seguridad de las Naciones Unidas de 1973 y que tomen todas las medidas necesarias para proteger la vida de los civiles allí presentes.

Atentamente,

Abdo Elherrari

libyanym@gmail.com

IMPORTANTE: Comunicado de Prensa desde las montañas de Nafoussa (Nafusa)

27 De mayo de 2011

Escrito por el Movimiento Juvenil de Libia

LIBIA SHABAB

COMUNICADO DE PRENSA Y LOCALIZACIÓN DE LAS FUERZAS DE GADDAFI QUE ATACAN A CIVILES, INCLUYENDO BOMBAS DE FRAGMENTACIÓN Y PREVENIR LA AYUDA, A LA ATENCIÓN DE LA PRENSA INTERNACIONAL

Un mensaje para el mundo de la población de YEFREN y ALGALA’A, en las montañas de NAFOUSSA (Nafusa), Libia

Nos estamos acercando a la séptima semana de asedio total de las ciudades de Yefren, Al-Gala’ (desde el 3 de abril). Entre 7000 y 10000 civiles, hombres, mujeres y niños, fueron llevados a la fuerza en las ciudades de Yefren y Al-Gala’, en estas últimas siete semanas de un asedio permanente de la región por leales tropas Gaddafi. La única región que sufre un asedio similar en Libia… Una tortura. La hambruna. La enfermedad. En estas duras condiciones debido a los ataques incesantes, los abusos físicos y psicológicos están siendo experimentados por la población. El trauma es más profundo según los días pasan. Una constante lucha por la supervivencia, segundo tras segundo. Sin embargo, la población desesperada cree que pasan desapercibidos tanto para Libia como para la comunidad internacional. ¿Cuándo los ojos, en el cielo, – protegerán a estas personas? ¿Cuándo responderá el mundo para prevenir un desastre humanitario cuya agravación es exponencial?

En nombre del pueblo libio a Yefren (la más grande ciudad de Amazigh en Libia), esto es un llamamiento urgente y grave a los organismos humanitarios internacionales, la organización de las Naciones Unidas, el CICR, la OTAN y la CNT. También proponemos una asociación y colaboración con los trabajadores humanitarios, con la excepción de la media Luna Roja de Libia que se encuentra en Trípoli, para implementar un corredor humanitario y asistencia en estas áreas. Esta ayuda y este corredor permitirán a estos pobres civiles, hombres, mujeres y niños proteger y salvar sus vidas inocentes. Estoy convencido de que podemos satisfacer esta demanda humana antes de que sea demasiado tarde. La situación es grave y urgente.

Las ciudades de Yefren y Al-Gala’ en particular, están en una situación muy crítica. Las dos ciudades fueron completamente sitiadas por las fuerzas de Gaddafi desde el 3 de abril de 2011. Yefren y Al-Gala’a están habitadas por minorías indígenas Amazigh, a menudo también se denomina bereberes, que se remonta a 4000 años antes de JC. Durante años, Gaddafi negó con fuerza la cultura y el idioma del pueblo Amazigh, cuyo uso está prohibido en el país. Mediante la censura, la discriminación y el encarcelamiento, Gaddafi fundamentalmente negó su existencia. Su odio particular hacia esta población es bien conocido: las persecuciones implacables de los Amazigh bajo el régimen de Gaddafi eran frecuentes. Muchos de del activistas Amazigh han sido encarcelados por defender su causa, exiliados o ejecutados.

Así, no es ninguna sorpresa que las fuerzas de Gaddafi estén destinadas específicamente a la gente de Amazigh en estas dos ciudades, y amenazan con matar a toda la población. Se implementó la limpieza étnica de los Amazigh. En el mismo momento, Yefren y Al-Gala’a se enfrentan a una forma de limpieza étnica por el régimen de Gaddafi. Las familias de los habitantes de Yefren, que viven actualmente en Trípoli, también fueron marcadas como objetivos principales por Gaddafi, habiendo detenciones masivas y acoso continúo. En las últimas 48 horas, la masa de las fuerzas de Gaddafi ha aumentado considerablemente, lo que les permite tomar el control de posición más vital en la región, incluyendo el centro de las ciudades, pequeños valles y posiciones estratégicas en las colinas. Lo más importante, estas fuerzas han bloqueado todos los caminos dentro y fuera de las ciudades, bloqueo de acceso a las primeras necesidades vitales tales como alimentos y agua a la población.

Sufren cortes de electricidad durante más de dos meses, para impedir el acceso a la liquidez, sabiendo que los niveles de gas y petróleo son prácticamente cero, las personas están aisladas del mundo en esta región. También el abastecimiento de agua fue cortado por las fuerzas de Gaddafi y hubo una disminución de alimentos rápidamente. Las ayudas son incapaces de penetrar, y las personas que no pueden salir. El equipo médico ha disminuido. El acceso a suministros médicos es imposible. Los habitantes de Yefren y Al-Gala’a necesitan urgentemente su ayuda.

La brutalidad de las fuerzas de Gaddafi en estas regiones no debe quedar olvidada. Imploramos a las Naciones Unidas, la CNT, la OTAN y a todos los organismos humanitarios internacionales interesados: por favor, ayuden a los ciudadanos de Yefren y Al-Gala’. Ayúdenles antes de que seamos el centro de una masacre moderna, un holocausto al conjunto de la población por su propio gobernante. Ayudarlos antes que su sangre sea derramada y no sólo en las manos de hombres de Gaddafi. Ayudarlos antes de que sea demasiado tarde.

A continuación están los principales indicadores de estrés humanitario que desencadenó esta comunicado de prensa. También tenemos siempre la ubicación principal de las fuerzas de Gaddafi, impidiendo el acceso de la ayuda humanitaria a estas áreas, están por debajo.

También se exponen las coordenadas completas de las ubicaciones de las fuerzas de Gaddafi, sin cambios desde dos semanas, desde suelen atacar el áreas de Yefren y Algalaa de forma indiscriminada.

Además, nos gustaría aprovechar esta oportunidad para agradecer a todos aquellos que creen en la humanidad, tanto en la comunidad Libia, instituciones internacionales, los gobiernos y los ciudadanos del mundo humanitario. Felicitamos a la coalición internacional y su valiente decisión para proteger a civiles en Libia a “tomar todas las medidas necesarias”. Damos las gracias a los millones de personas y colaboradores civiles que creen en su deber de defender los derechos fundamentales de los seres humanos de seres humanos: dietas, protección, afecto, comprensión, participación, identidad y libertad.

Sería como también darle las gracias personalmente por adelantado por tomar en serio esta información y gracias también a los civiles que arriesgaron sus vidas para recopilar esa información que les envío. Para obtener más información, o si desea más información o asistencia de fuentes en el suelo o el personal humanitario local, no dude en contactar conmigo.

Informe sobre la situación humanitaria de Yefren y Algalaa:

-Diarios ataques contra civiles por las fuerzas de Gaddafi

-Solo había electricidad, gas o gasolina para dos meses.

-Las instituciones financieras de Yefren y Algalaa fueron cerradas y no hay más acceso a liquidez desde el 17 de febrero de 2011.

-Entre 7000 y 10.000 civiles fueron tomados a la fuerza en las ciudades de Yefren y Algalaa. Los restantes, 160.000 civiles, se refugiaron en otras ciudades en las montañas de Nafoussa, Trípoli y Túnez (normalmente, la población total de Yefren y Algalaa se estima en 170.000, o más incluyendo Awiniya y Riyanah, etc.).

-En el agua de la región de Romiya, los pozos fueron tomados por las fuerzas de Gaddafi, y no hay suministro de agua a la población de Yefren y Algalaa. Hoy, las personas dependen del agua de la lluvia almacenada en los tanques que se termina esta semana, están contaminados. Los tanques que se encontraban fuera, fueron contaminados por Gaddafi con petróleo. El embalse de agua principal en Saffeet para Yefren y Algalaa fue dañado por un misil y está fuera de servicio desde el 4 de abril de 2011.

– Ningún alimento ha penetrado desde el 1 de marzo, nada de verduras, nada de fruta. No hay ninguna posibilidad de obtener alimentos o leche para los niños, en particular para aquellos que son de menores de 6 meses de edad. Hasta ahora las personas han vivido con pasta. Los suministro de alimentos en los almacenes escasean, y otros suministros, tales como spaghetti, aceite y tomates se supone apenas suficiente para las próximas dos semanas. El Zoco, que tiene aproximadamente el 80% de los supermercados y tiendas de alimentos, ha sido destruido por las fuerzas de Gaddafi.

-No hay acceso a atención médica o refrigeradores para almacenar medicinas (diabetes, hipertensión, corazón, inmunización y cáncer). La temperatura es ahora de 30 grados. Además, no hay acceso al hospital, que en el caso de Yefren fue capturado por los francotiradores de Gaddafi. Las clínicas son inexistentes en Yefren y Algalaa y la mayoría de los médicos, que eran extranjeros, han huido. La atención por hierbas se utiliza cuando sea posible. Hubo dos casos de infarto de miocardio. Con respecto a las enfermedades, las estimaciones son los siguientes:

1. Diabéticos, hipertensos: aprox. 500 casos

2. Los epilépticos: aproximadamente 10 casos

3. Cardiopatías: más de 50 casos

4. Heridos civiles conocidos: número entre 30 y 50, no tienen acceso a la atención médica (casos heridas infectadas especialmente, lesiones debido al bombardeo de zonas civiles y el conflicto directo)

5. Cáncer: aproximadamente 10 casos que requieren atención urgente, diálisis diaria

6. Leishmaniosis: endémico, comenzó en mayo

7. Niños: diarrea, deshidratación y otras enfermedades infantiles, etc…

8. Mujeres, aproximadamente 50 abortos conocidos debido a las dificultades

9 Otros: Psiquiátricos y sociales problemas.

Las fuerzas que bloquean el acceso a civiles atrapados, humanitarios recursos, y los médicos.

Bosques cerca de Awiniya,

Posición: 31o59’00.84 “N, 12o29’36. 16” E 31o59’05.29 “N, 12o29’34. 24” E 31o58’56.64 “N, 12o30’45. 62 ‘ E

31o59 calcular ‘ 00 “N, 12o30’44. 18” E

Sitio: Bosque a ambos lados de la carretera Gharian-Nalut cerca de la aldea de Awiniya

Fuerza: armado con varios equipos y personal

Método de observación: testigo

Tiempo: el viernes, 27 de mayo

Fecha: el viernes, 27 de mayo

Método de observación: telescopio, testigo ocular

Fuerza: ametralladoras pesadas en camiones y tal vez de 1-2 tanques

Sitio: cruce de carreteras

Posición: 32o00’ 36,80 “N, 12o32’99 06” E

Romiya

Fecha: el viernes, 27 de mayo

Método de observación: el telescopio, testigo ocular

Fuerza: armado con varios equipos y personal

Sitio: Un campo que ha sido utilizado por el hombre, que construyó hizo River Company

Posición: 31o59′ 11,70 “N, 12o30’04. 47” E

Campamento de la empresa de río artificial

Casa de verano de Gjam Romiya Suleiman

Posición: 32o01’18.37 “N, 12o32’28. 82” E

Sitio: casa de verano del jefe de la Central de policía de apoyo (ahora puede ser usado como centro de comando)

Fuerza: ametralladoras pesadas en camiones, tropas de 1 transportista y 1 tanque

Método de observación: telescopio

Fecha: el viernes, 27 de mayo

Nos gustaría su apoyo y ayuda para poder abrir un corredor humanitario para Yefren y Algalaa, que permita a las personas heridas de ser tratadas y a las familias que desean puedan escapar. Para cualquier pregunta, si desea más información o solicita asistencia con personal local humanitario, no dude en contacto conmigo.

Comunicado de Prensa Original. ( Inglés )

Comunicado de Prensa en Francés

Yefren, en las montañas de Nafusa, suplica ayuda URGENTE

Yefren, ciudad situada en las montañas de Nafusa, pide ayuda urgente. En la parte oeste de Libia la situación es de extrema gravedad. Desde ayer, los mensajes de auxilio cubren el cielo de este pueblo libio, hogar de mi familia Amazigh.

Desde allí, los mensajes son desesperados, “no hay esperanza, no tenemos ayuda, ¿dónde está el mundo?”, gritan sin parar los allí supervivientes de esta nueva guerra. Desde hace semanas, la población de esta ciudad Amazigh denuncia la ausencia de la OTAN, allí las tácticas de las tropas gadafistas están llevando al exterminio total de seres humanos, se envenenan sus pozos, se mata al ganado, y ya no queda casi comida ni agua. Ayer fue destruida la planta eléctrica principal de esta parte olvidada de Libia, y como me informaba LibyaAlHurraTV hace tan solo unos minutos, “se está cometiendo un genocidio al que parece que los países occidentales vuelven la vista”.

Desde hace semanas, Amaia y yo venimos denunciando lo que allí sucede, pero que son dos periodistas freelance en un mundo lleno de mercenarios de la información. Primero informamos de la situación de los refugiados en ese campo de Remada controlado por el ACNUR, allí, según nos informaban los pocos doctores y enfermeros voluntarios que como pueden ayudan a los miles de refugiados allí “protegidos” y como nuestros propios ojos pudieron ver, sucedería una catástrofe humana de seria gravedad en cuestión de pocas semanas si no se ponía remedio a una situación oculta por este organismo de Naciones Unidas. La respuesta de los grandes medios fue clara, no interesa.

Desde la frontera entre Túnez y Libia informamos del uso de niños y mujeres como escudos humanos en las montañas de Nafusa, de los continuos ataques de las tropas de Gaddafi, de muerte, de exterminio. La respuesta de los grandes medios también fue clara, no interesa.

Hoy son las voces anónimas de esas montañas, esas “personas libres” Amazigh quienes suplican esta ayuda, hoy ha comenzado esa cuenta atrás mortal que llevamos semanas queriendo sacar a la luz, pero sigue sin interesar. Solo hace unos minutos he acabado de hablar por Skype con algunas de las personas que conocí en Tataouine, hoy sus sonrisas tenían el sonido de las lágrimas, hoy han perdido la esperanza.

Muerte y más muerte en las montañas de Nafusa / Foto: Amaia Lopez y Omar Havana

Hoy es el rojo de la sangre de esos “luchadores de la libertad” las que cubren de color las calles de esta población Amazigh, entre ellos un primo de mi amigo, de mi hermano, de ese hombre tranquilo que nos enseñó el verdadero significado de la palabra “humanidad”. Hace tan solo unas horas, las tropas de Gaddafi han rodeado por completo Yefren, impidiendo el suministro de la poca ayuda que llega allí desde el comienzo de esta guerra. El apagón producido por la destrucción de la planta eléctrica ha hecho cundir el pánico entre los pocos seres humanos que allí quedan vivos. Hoy son los más pequeños, esos mismo que corrían hace poco montados en sus triciclos por las calles exigiendo que Gaddafi se fuera, los que ya no pueden más, según me dicen “están más traumatizados que nunca, el pánico les ha atrapado, y han dejado de ser niños, de tener vida”.

En un comunicado que me ha hecho llegar uno de los “luchadores por la libertad” de las montañas de Nafusa, nos confirman la extrema gravedad de la situación:

“Hay una destrucción masiva y bombardeos a gran escala noche y día. El número de muertos y heridos es enorme. No tenemos hospitales, y no hay ayuda humanitaria de ninguna clase. La gente de aquí está sometida a un asedio constante, todo está destruido, incluso todos los animales han muerto. Lo suministros médicos están completamente agotados, todos estamos sufriendo mucho, y los ancianos están muriendo por esta razón. El asedio es inhumano, los ancianos mueren y no tenemos leche para los bebés. Los pozos de agua están vacíos, todo está vacío. Hay fuego por todos lados. Personas, animales, todos estamos muriendo por el bombardeo que estamos sufriendo. No hay hospitales, no hay doctores, no tenemos suministros. Los heridos están muriéndose por sus heridas, desangrándose hasta morir. Algunos tienen gangrena  ya que no hay doctores que puedan tratarlas. No nos queda esperanza, no tenemos ayuda, aquí ya no hay nada. ¿Dónde está el Mundo? ¿Dónde están todas las organizaciones humanitarias? ¿Dónde está la conciencia humana? ¿Dónde está la Cruz Roja? ¿Dónde está médicos sin fronteras? Hay mucha gente muriendo aquí, muchos mueren de hambre cada día. Aquí está sucediendo un exterminio masivo de seres humanos. Esto es insoportable. Este es el Infierno en la Tierra. Suplicamos ayuda al Mundo. Estamos al borde de una inminente catástrofe humanitaria. Hacemos un llamamiento por ¡AYUDA de cualquier tipo, por asistencia, porque nos den una solución para esto! Parece que no pertenecemos a este Mundo, como si fuéramos de otro Planeta. Os hemos suplicado ayuda tantas veces, os hemos pedido ayuda tantas veces. Pero el Mundo está sordo, no escucha nada. Es como si fuéramos de otro Planeta, no del Planeta Tierra.

Todo el Mundo nos ha defraudado, todos nos han dejado tirados, nos han dejado MORIR, como si no fuéramos seres humanos. ¿Por qué hemos sido ignorados? ¿Cuánto tiempo más podremos durar así? Llevamos meses bajo asedio constante. La gente aquí ya no tiene agua, no hay electricidad, no hay medicinas, NO TENEMOS COMIDA. Los misiles nos llegan día y noche. El fuego permanece día y noche también.

Hoy siete personas han sido heridas, y tres mártires han perdido la vida. La batalla no cesa. No tenemos comunicación de ninguna manera. Nadie puede llamar a nadie incluso dentro de la ciudad. Ahora mismo, todo está a oscuras. No tenemos gasolina, así que tampoco podemos escapar de aquí. La situación es horrible y empeora cada segundo que pasa. Hacemos culpable al Mundo por no venir a ayudarnos”

Estas son las palabras desde las Montañas de Nafusa, en Libia. Una zona olvidada por la OTAN, una zona olvidada por los medios de comunicación, una zona que está siendo aniquilada por Gaddafi, una zona donde tienen el hogar esos seres humanos con los que compartí unas semanas de mi vida, una zona que pide al mundo AYUDA.

Señores, aquí dejo de ser periodistas, señores aquí me convierto en un ser humano que habla desde la total impotencia, señores aquí os pido por favor que no volváis la mirada hacia otro lado, señores, aquí va nuestra denuncia, por enésima vez.

La cuenta atrás ha comenzado, por favor, miremos hacia las montañas de Nafusa, por favor, medios de comunicación, desvíen un poco la mirada hacia esta parte olvidada de Libia, por favor, no les dejemos morir.

Comunicado de audio desde las Montañas de Nafusa

A %d blogueros les gusta esto: